Cáncer de Ovario

Cáncer de Ovario

Este cáncer se forma en los tejidos del ovario (par de glándulas femeninas reproductoras en la que se forman los óvulos o huevos). La mayoría de los cánceres de los ovarios son carcinomas epiteliales de los ovarios (cáncer que empieza en las células de la superficie del ovario) o tumores malignos de células germinales del ovario (cáncer que empieza en las células de los óvulos).

Elección del tratamiento

En el tratamiento del cáncer de ovario se sigue un protocolo, es decir un conjunto de normas y pautas (plan de tratamiento) que se establecen, basándose en la experiencia científica, para el tratamiento de dicho tumor. Estos protocolos, que se emplean de forma generalizada en todos los hospitales, recogen las indicaciones o limitaciones de tratamiento. Debido a las características especiales del cáncer de ovario, ante la sospecha de su existencia es obligado intervenir quirúrgicamente a la paciente para:

  • Confirmar el diagnóstico de la enfermedad.
  • Conocer cuál es el tipo de tumor y su extensión.

Además de servir para el diagnóstico esta intervención ya supone el tratamiento quirúrgico de la enfermedad. En función de los hallazgos de la cirugía, será necesario complementar el tratamiento con quimioterapia.

Tratamiento de tumores de células germinales de los ovarios en estadio I

El tratamiento depende de si el tumor es Disgerminoma u otro tipo de tumor de células germinales. El tratamiento de Disgerminoma puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Salpingooforectomía unilateral con Linfangiografía o sin esta (un estudio radiográfico del sistema linfoide, los tejidos y los órganos que filtran y destruyen sustancias dañinas y ayudan a combatir infecciones o enfermedades) o tomografía axial computarizada (serie de fotografías detalladas de áreas internas del cuerpo creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X).
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por observación (monitoreo cercano de la condición de una paciente pero sin administrar el tratamiento hasta que aparezcan o se modifiquen síntomas).
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por radioterapia.
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia.

El tratamiento de otros tumores de células germinales los siguientes procedimientos:

  • Salpingooforectomía unilateral seguida por observación minuciosa, o
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia de combinación en algunas ocasiones.

Tratamiento de tumores de células germinales de los ovarios en estadio II

El tratamiento depende de si el tumor es Disgerminoma u otro tipo de tumor de células germinales. El tratamiento de Disgerminoma puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Histerectomía abdominal total y salpingooforectomía bilateral seguida por radioterapia o quimioterapia de combinación, o
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia.

El tratamiento de otros tumores de células germinales puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia de combinación.
  • Cirugía de revisión (cirugía realizada después del tratamiento primario para determinar si aún quedan células tumorales).

Tratamiento de tumores de células germinales de los ovarios en estadio III

El tratamiento depende de si el tumor es Disgerminoma u otro tipo de tumor de células germinales. El tratamiento de dDisgerminoma puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Histerectomía abdominal total y salpingooforectomía bilateral, con remoción del cáncer en la pelvis y en el abdomen tanto como fuera posible.
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia.

El tratamiento de otros tumores de células germinales puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Histerectomía abdominal total y salpingooforectomía bilateral, con remoción del cáncer en la pelvis y en el abdomen tanto como fuera posible. Se administrará quimioterapia antes o después de la cirugía.
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia.
  • Cirugía de revisión (cirugía realizada después del tratamiento primario para determinar si aún quedan células tumorales).

Tratamiento de tumores de células germinales de los ovarios en estadio IV

El tratamiento depende de si el tumor es Disgerminoma u otro tipo de tumor de células germinales. El tratamiento de Disgerminoma puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Histerectomía abdominal total y salpingooforectomía bilateral seguida por quimioterapia, con remoción del cáncer en la pelvis y en el abdomen tanto como fuera posible.
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia.

El tratamiento de otros tumores de células germinales puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Histerectomía abdominal total y salpingooforectomía bilateral, con remoción del cáncer en la pelvis y en el abdomen tanto como fuera posible. Se administrará quimioterapia antes o después de la cirugía.
  • Salpingooforectomía unilateral seguida por quimioterapia.
  • Cirugía de revisión (cirugía realizada después del tratamiento primario para determinar si aún quedan células tumorales).

Opciones de tratamiento de los Tumores de Células Germinales de los Ovarios Recidivantes

El tratamiento depende de si el tumor es disgerminoma u otro tipo de tumor de células germinales. El tratamiento de disgerminoma puede incluir el siguiente procedimiento:

  • Quimioterapia con radioterapia o sin esta.

El tratamiento de otros tumores de células germinales puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia.
  • Cirugía con quimioterapia o sin esta.

Tratamiento de Cáncer epitelial de los ovarios en estadio I y II

El tratamiento del cáncer epitelial de ovarios en estadio I y estadio II puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Histerectomía abdominal total, salpingooforectomía bilateral y omentectomía. Se extirpan los ganglios linfáticos y otros tejidos de la pelvis y el abdomen, y se examinan bajo un microscopio para identificar células cancerosas.
  • Histerectomía abdominal total, salpingooforectomía unilateral y omentectomía. Se extirpan los ganglios linfáticos y otros tejidos de la pelvis y el abdomen, y se examinan bajo un microscopio para identificar células cancerosas.

Tratamiento de Cáncer epitelial de los ovarios en estadio III y IV

El tratamiento del cáncer epitelial de los ovarios en estadio III y estadio IV puede ser cirugía para extirpar el tumor, histerectomía abdominal total, salpingooforectomía bilateral y omentectomía. Después de la cirugía, el tratamiento depende de la cantidad de tumor que quede. Cuando el tumor que queda mide un centímetro o menos, el tratamiento suele ser quimioterapia de combinación, incluso quimioterapia intraperitoneal (IP). Cuando el tumor que queda mide más de un centímetro, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia de combinación, incluso quimioterapia intraperitoneal (IP).

Opciones de tratamiento para el cáncer epitelial de ovarios recidivante o persistente

El tratamiento del cáncer epitelial de ovarios recidivante puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia con uno o más medicamentos contra el cáncer, con cirugía o sin ella.

Quimioterapia

La quimioterapia es una de las modalidades terapéuticas más empleada en el tratamiento del cáncer. Su objetivo es destruir, empleando una gran variedad de fármacos, las células que componen el tumor con el fin de lograr la reducción o desaparición de la enfermedad. A los fármacos utilizados en este tipo de tratamiento se les denomina fármacos antineoplásicos o quimioterápicos.

Estos fármacos llegan a prácticamente todos los tejidos del organismo y ahí es donde ejercen su acción tanto sobre las células malignas como sobre las sanas. Debido a la acción de los medicamentos sobre estas últimas, pueden aparecer una serie de síntomas más o menos intensos y generalmente transitorios, denominados efectos secundarios.

Cirugía

La cirugía es el tratamiento más común del tumor de células germinales de los ovarios. El médico puede extirpar el cáncer mediante uno de los siguientes tipos de cirugía:

  • Salpingooforectomía unilateral: procedimiento quirúrgico para extirpar un ovario y una trompa de Falopio.
  • Histerectomía total: procedimiento quirúrgico para extirpar el útero, incluso el cuello uterino. Si el útero y el cuello uterino se extraen a través de la vagina, la operación se llama histerectomía vaginal. Si el útero y el cuello uterino se extraen al hacerse una incisión grande (corte) en el abdomen, la operación se llama histerectomía abdominal completa. Si el útero y el cuello uterino se extraen a través de una incisión pequeña (corte) en el abdomen mediante un laparoscopio, la operación se llama histerectomía laparoscópica completa.
  • Salpingooforectomía bilateral: procedimiento quirúrgico para extirpar ambos ovarios y amabas trompas de Falopio.
  • Citorreducción tumoral: procedimiento quirúrgico en el cual se extirpa la mayor cantidad posible del tumor. Algunos tumores no se pueden extirpar en su totalidad.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer el cual utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para eliminar células cancerosas. Existen dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo la cual envía radiación al área donde se encuentra el cáncer. La radioterapia interna utiliza una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente dentro o cerca del cáncer. La forma en que se administra la quimioterapia va a depender del tipo o estadio en que se encuentre el cáncer bajo tratamiento. Incluso si el médico extirpa todo el cáncer visible al momento de la cirugía, algunas pacientes recibirán quimioterapia o radioterapia después de la cirugía a fin de eliminar toda célula cancerosa que pueda quedar aún.

El tratamiento administrado después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante. Después de la radiación o la quimioterapia, en algunas ocasiones se realiza una cirugía llamada laparotomía para una segunda mirada. Esto es similar a la laparotomía que se realiza para determinar el estadio del cáncer.

Durante esta segunda cirugía, el médico tomará muestras de los ganglios linfáticos y otros tejidos en el abdomen para determinar si aún queda cáncer.

Planificación del tratamiento con Radioterapia

Antes de empezar con el tratamiento propiamente dicho, es preciso realizar una planificación o simulación del mismo. Su finalidad es determinar una serie de parámetros que variarán dependiendo del tipo, de la localización y de la extensión del tumor, así como de las características anatómicas de cada enfermo. Durante todo el tratamiento, el paciente ha de permanecer inmóvil y mantener la misma postura. Es frecuente, que próximo a la zona del tumor se encuentren determinadas estructuras importantes como la vejiga, el recto, las cabezas femorales.

Para administrar la radiación con una precisión elevada y evitar que los tejidos sanos que rodean al tumor reciban más dosis de la tolerada, se utilizan sistemas de inmovilización muy precisos para que  permitan la administración de la radiación con gran exactitud. Habitualmente, para realizar el cálculo de la dosis que va a recibir tanto el tumor como los tejidos sanos de alrededor del mismo, es necesario realizar una tomografía de localización, cuyas imágenes se introducen en la computadora, donde se determina el volumen de tratamiento.

Antes de la realización de la tomografía se determina el sistema de inmovilización más adecuado para cada paciente según la técnica que se vaya a aplicar. Una vez realizada la planificación, estos sistemas de fijación permiten su reproducción diaria en la sala de tratamiento.

¿Dónde se realiza el tratamiento con radioterapia?

Las habitaciones donde se realizan los tratamientos de radioterapia externa se llaman salas de radioterapia o búnkeres. Estas habitaciones poseen paredes de hormigón con un gran espesor que proporcionan un aislamiento perfecto impidiendo que la radiación salga fuera de ellas. Mientras dura la sesión de tratamiento el paciente estará solo en el interior de la sala, pero vigilado por el personal especializado a través de un circuito de televisión y un interfono.

¿Por qué es necesario acudir todos los días?

Si se administrara toda la dosis de radiación en una única sesión se producirían daños muy serios en los tejidos. Para minimizar estos efectos secundarios, la dosis total de radiación se fracciona, repartiéndose en un número determinado de sesiones y días.

El fraccionamiento estándar consiste en administrar una sesión al día durante cinco días a la semana descansando dos, generalmente sábados y domingos. Para su administración no es necesario estar ingresado, puede acudir al hospital para el tratamiento y una vez finalizado volver a su casa.

¿Cuánto dura el tratamiento?

El tratamiento de radioterapia suele durar entre dos y siete semanas, dependiendo de la dosis que se administre y del número total de sesiones. Diariamente, cada sesión dura sólo unos minutos (quince aproximadamente). El tiempo real de irradiación dura unos segundos.

Una vez finalizado el tratamiento diario, puede estar en contacto con otras personas, ya que no emite ningún tipo de radiactividad. Sus relaciones sociales, laborales y familiares no tienen por qué verse afectadas mientras dure el tratamiento.

Efectos secundarios

La radioterapia, al mismo tiempo que elimina células enfermas, puede afectar a los tejidos sanos cercanos al área de tratamiento y como consecuencia aparecen efectos secundarios en la zona que ha recibido el tratamiento. Estos efectos son difíciles de prever con exactitud, ya que dependen de múltiples factores como la zona del organismo donde se realiza el tratamiento, la dosis, el fraccionamiento y la susceptibilidad individual de cada persona. En algunos casos se producen efectos mínimos, mientras que en otros son más serios y es necesario administrar tratamiento médico para su control.

Radioterapia interna

Es una técnica de tratamiento que consiste en introducir en el interior del organismo isótopos radiactivos. Se pueden implantar de forma temporal o permanente en la zona a tratar.
Con la radioterapia interna se logra administrar altas dosis de radiación a cortas distancias, de tal forma, que llega muy poca dosis a los tejidos sanos circundantes al implante.

¿Cómo se colocan los implantes?

Dependiendo del tipo de implante que se vaya a realizar  es necesario permanecer ingresado en el hospital durante 1 o dos días, en otros casos el paciente podrá irse a su casa el mismo día  tras recibir el tratamiento.  Bajo sedación o anestesia general, se efectuará la colocación de los isótopos radiactivos.

¿Es necesario permanecer aislado?

En ocasiones, mientras tenga colocados los implantes es necesario que permanezca en una habitación, preparada especialmente para tal fin. El paciente estará controlado, en todo momento, a través de un monitor de televisión por el personal sanitario responsable de su cuidado.

¿Cuánto dura el tratamiento?

La duración del tratamiento dependerá en gran medida del tipo de isótopo que se haya empleado en el implante y de la cantidad de dosis que se quiera administrar en la zona del tumor, pero generalmente oscila entre minutos y días.